Los "empujones" traen beneficios para los minoristas y los clientes